martes, 27 de abril de 2010

Lo que aporta la Psicomotricidad a los niños


El niño se construye a sí mismo a partir del movimiento. Su desarrollo va "del acto al pensamiento" (WALLON 1942), de lo concreto a lo abstracto, de la acción a la representación, de lo corporal a lo cognitivo. Y en todo el proceso se va desarrollando una vida de relación, de afectos, de emociones, de comunicación que se encarga de matizar, de dar tintes personales a ese proceso de desarrollo psicomotor individual.
La práctica psicomotriz introduce a tu hijo en un mundo de simbolizaciones y de cooperación, logrando estimular los tres niveles importantes del desarrollo humano.
A nivel motor, tu niño podrá dominar sus movimientos corporales. Tener mayor flexibilidad y disfrutar del juego en equipo.
A nivel cognitivo, permite explorar y superar las situaciones conflictivas. También ayudará a mejorar la memoria, la concentración, la atención y la creatividad del niño.
A nivel social y afectivo, la competencia constante hará que pierda sus miedos y poder expresar sus ideas y sentimientos con soltura.
Se trata de que el niño viva con placer las acciones que desarrolla durante el juego libre. Esto se logra en un espacio habilitado especialmente para ello (el aula de psicomotricidad); en el que el niño puede ser él mismo (experimentarse, valerse, conocerse, sentirse, mostrarse, decirse, etc.) aceptando unas mínimas normas de seguridad que ayudarán a su desarrollo cognitivo y motriz bajo un ambiente seguro para él y sus compañeros. En nuestra práctica psicomotriz se tratan el cuerpo, las emociones, el pensamiento y los conflictos psicológicos, todo ello a través de las acciones de los niños: de sus juegos, de sus construcciones, simbolizaciones y de la forma especial de cada uno de ellos de relacionarse con los objetos y los otros. Con las sesiones de psicomotricidad se pretende que el niño llegue a gestionar de forma autónoma sus acciones de relación en una transformación del placer de hacer al placer de pensar.

http://www.cuidadoinfantil.net/importancia-de-la-psicomotricidad-en-el-nino.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario